UKI (survivor)

Mañana martes 8 de mayo, después de varios meses de trabajo e investigación, largas conversaciones y muchas preguntas, estrenamos en el Teatro Hellerau de Dresde, dentro del festival “Me, myself and I” UKI (survivor), la última producción de Ava Dance Company en la que he colaborado como dramaturgo. La pieza, de unos 50 minutos de duración y salpicada de elementos propios de la danza-teatro, la performance y la ficción documental, narra el encuentro entre dos mujeres de cultura y edades diferentes, Naulaq LeDrew, artesana inuit y conferenciante, y Avatâra Ayuso, la directora y coreógrafa española que se encuentra al frente de la compañía.

El Teatro Hellerau de Dresde no sólo nos ha ofrecido alojamiento, también una estupenda sala de ensayo en la que hemos estado encerrados todos los días de 9 a 7 de la tarde. Además estamos teniendo la oportunidad de disfrutar de la extraordinario programa del festival, en el que ya han actuado artistas tan notables como Cristina Moura, Alleyne Dance, Meryem Jazouli, Enrico Sutter o Kaori Ito.

Avatâra Ayuso. Foto de Adam Dressen.

El conjunto de la obra de Avatâra Ayuso, lejos de ser una guía de viajes con capítulos específicos sobre La India, Marruecos o Senegal, ilustra una compleja y progresiva reflexión sobre los flujos migratorios y su impacto en la identidad de las mujeres. Si en Balikbayan (2013) evocábamos las relaciones a distancia que siguen manteniendo los filipinos residentes en España con sus familias al otro lado del mundo, en UKI (survivor) compartimos el universo emocional y simbólico tanto de Naulaq LeDrew, que dejó el Ártico hace más de 30 años, y como el de la propia Avatâra Ayuso, de la que probablemente sea la obra más personal.

Estos días los recordaré siempre, no sólo por estar alojado en el mismo edificio en el que trabajó la coreógrafa Mary Wigman, también por las apasionantes conversaciones con Naulaq, Avatâra y el resto de miembros del equipo acerca de la historia y realidad de las comunidades inuit. Probablemente no seremos capaces de trasladar en Uki (survivor) todas las preguntas que nos hacemos cada día pero estoy convencido de que hemos conseguido un espectáculo lleno de realidad. ¡Creo que yo estoy más nervioso que ellas!

Naulak LeDrew. Foto de Adam Dressen.

Share